Carrito

Close

No hay productos en el carrito.

IMPACTO POSITIVO

Haz click en los cuadrados inferiores para deplegar la información.

LA INDUSTRIA TEXTIL EN DATOS

 

La mejor manera de entender la realidad es basarse en datos objetivos. Estos datos nos permiten ver realidades que van más allá de lo que alcanzamos a ver en el día a día.

En el sector textil, debido a la globalización y externalización de los procesos productivos, podemos observar un gran choque de realidades entre los países que consumen la moda y los países que la producen.

 

Hay países que nos fabrican, literalmente. Por ejemplo, el 91% de todo lo que exporta Bangladesh son Textiles, es decir, ropa. Todo un país trabajando para que podamos cambiar de camiseta cada semana. Pero, qué efectos tiene esto?

Aquí os dejo 3 datos que muchos desconocen:

  1. La ONU califica la industria de la moda como emergencia medioambiental
  2. La industria de la moda es la segunda más contaminante del planeta
  3. Se necesitan entre 11.000 y 17.000 litros de agua para producir 1Kg de algodón tradicional

 

Desde que empecé este proyecto, he ido recopilando datos (y sus fuentes) que me parecían importantes, los cuales son claves para entender cómo funciona la industria textil y, sobre todo, la denominada fast fashion.

Cuanto más conozco sobre la realidad que nos rodea, más me impacta. Por eso, quiero compartirlo con vosotros, para que veais como es la trágica realidad que se vive tras la maravillosa fachada de la industria de la moda.

 

Los datos están divididos en cuatro secciones:

  • Datos Económicos
  • Datos de las Condiciones de Trabajo
  • Datos de la Producción
  • Datos específicos del Algodón.

 

Al final de cada dato, podéis ir directamente a la fuente pinchando en el link al final del dato. También podéis encontrar las referencias completas en el apartado de Referencias al final de la sección.

 

DATOS ECONÓMICOS

 

  • La industria textil es una industria que vale 2.5 Trillones de Dólares, (2.239.000.000.000 €) y emplea a más de 300 millones de personas. (Ref. 17, pg. 18)
  • Un desfile de 10-15 minutos en las semanas de la moda más importantes del mundo cuesta entre 180.000€ y 1.000.000€. (Ref. 11)
  • En España se gastan 508€ por persona al año en ropa, 23.643.000.000€ en total. (Ref. 5, pg. 10-13)
  • El País Vasco está por encima de la media en gasto anual de ropa por habitante: 645€ por habitante. (Ref. 5, pg. 10-13)
  • Somos una sociedad que compra un 400% más de ropa hoy que hace tan sólo 20 años (Forbes, 2014), actualmente más de 80 mil millones de prendas se producen cada año (Greenpeace). (Ref. 10, pg.14)
  • Estados Unidos consume el 25% de los productos de algodón y Europa el 20%. (Ref. 7, pg.3).
  • El americano promedio compra 64 artículos de ropa al año. Solo en el Reino Unido se compran 2.15 millones de toneladas de ropa y zapatos todos los años (Universidad de Cambridge, 2006) sin embargo, los ciudadanos del Reino Unido tienen un estimado de 30 mil millones de dólares en prendas de vestir sin usar, guardadas en sus armarios (WRAP, 2012). (Ref. 10, pg.14)
  • En Bangladesh el 91% de las Exportaciones son Textiles y en Pakistan el 60% (Ref. 20)
  • Los mayores exportadores textiles del mundo son China (239B$), India (38,2B$), Bangladesh (35,8B$), Vietnam (33,1B$) y Turquía (29,5B$). (Ref. 20)

 

DATOS DE CONDICIONES DE TRABAJO

 

  • De las 51 marcas líderes en el Reino Unido, el 71% cree que hay una probabilidad de que se produzcan situaciones de esclavitud moderna en algún momento de sus cadenas de suministro (Ref. 13, pg. 7).
  • Según International Labour Organization, 24,9 millones de personas son víctimas de trabajo forzado. (Ref. 14, pg. 8)
  • En Jordania, el 77% de los trabajadores en textiles son inmigrantes. En Mauritania el el 44%. (Ref. 14, pg. 9)
  • En Taiwan, algunas agencias de trabajo cobran 7.000$ (6.250€) a los trabajadores inmigrantes por encontrarles trabajo en fábricas textiles, y una de las agencias analizadas tenía confiscados el 82% de los pasaportes de los trabajadores, forzandolos a seguir en ese trabajo. (Ref. 14, pg. 10-11)
  • “Lleva trabajando en la fábrica 6 meses y sigue con el mismo salario… la agencia de trabajo le prometió cobrar 7.000-8.000 INR (90€) al mes, pero cobra solamente 3.000 INR (40€). La agencia le aseguró que el alojamiento y la comida estaban incluídos, pero al llegar no tenía nada”. (Un testimonio de una trabajadora en Bangalore, India. Ref. 14, pg. 11)
  • El problema de las pésimas condiciones de trabajo también está presente en Europa. Se han dado casos de trabajadores chinos realizando trabajos forzados en fábricas textiles de Italia (Ref. 14, pg. 13)
  • El Departamento Estadounidense de Trabajo Verité ha identificado trabajos forzados en la recolecta de algodón en Uzbekistan, Kazakhstan, Tajikistan, Turkmenistan, Benin, Burkina Faso, China y Pakistán. (Ref. 14, pg.13)
  • En la siguiente foto podemos ver la diferencia entre el salario mínimo y el “salario de vida”. (Ref. 4) *El “salario de vida” representa los ingresos necesarios para poder pagar: comida, vivienda, sanidad, educación, ropa, transporte y ahorros.

 

  • De media, uno de cada veinte trabajadores del sector textil sufre un accidente al año. Dos tercios (2/3) de la mano de obra textil mundial son mujeres, y la mayoría está sujeta a fuerte discriminación. Por ejemplo, en Pakistan, solamente el 13% de las trabajadoras cobran el salario mínimo. En cambio, entre los hombres, el 73% cobra el salario mínimo. (Ref. 12, pg. 17)
  • Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), hay 215 millones de niños trabajando en todo el mundo, muchos a tiempo completo. De estos, 115 millones están expuestos a las formas peligrosas de trabajo infantil. En el Índice de Trabajo Infantil de Maplecroft, la India ocupa el puesto Nº1 con más de 14 millones de niños trabajando, sobre todo en el sector textil. (Ref. 10,pg. 8-9)
  • De hecho, el Índice Global de la Esclavitud estima que 36 millones de personas están viviendo en esclavitud moderna el día de hoy, muchos de los cuales trabajan en las cadenas de suministro de las marcas occidentales. De acuerdo con el décimo atlas anual sobre el riesgo de los derechos humanos, por Maplecroft, 49 países son etiquetados como “de riesgo extremo” en el Índice de trabajo forzoso, que cuenta con muchos lugares del mundo, el cual emerge de economías de producción textil y confección. Estos incluyen China, India, México, Tailandia, Indonesia, Colombia, Vietnam, Bangladesh y Filipinas. (Ref. 10, pg.9)
  • El 24 de Abril de 2013, se produjo el Colapso de Rana Plaza en Dhaka, Bangladesh, dejando 1.130 muertos y 2.500 heridos. (Ref. 10, pg.4)

 

 

DATOS DE LA PRODUCCIÓN

 

  • El 17-20% de la contaminación industrial del agua proviene del teñido y tratamiento de textiles (Ref. 10, pg.13)
  • Solamente en la producción, el 12% de todo el tejido se pierde y 500.000 toneladas de microfibras terminan en el mar a través de fugas. (Ref. 6, pg 20).

 

  • China produce el 50% de los productos textiles mundiales, el 60% de los botones y el 70% de los zapatos. (Ref. 9, pg. 7)
  • Hoy por hoy, el total de gases de efecto invernadero que emite la industria textil suman 1,2 Billones de Toneladas al año. Esto es mayor que si juntamos todos los gases emitidos en todos los vuelos internacionales y transporte marítimo juntos. (Ref. 12, pg. 15)
  • El 73% de toda la producción textil se incinera o termina en vertederos. (Ref. 6, pg. 20)
  • Cada segundo, un camión de basura lleno de ropa se vierte en vertederos. (Ref. 12, pg. 20)
  • Mientras tanto, cada tonelada de productos textiles de desecho reutilizado ahorra 20 toneladas de CO2 a la atmósfera y cada 1,000 toneladas de textiles usados recogidos se dice que beneficia a la creación de unos 7 puestos de trabajo a tiempo completo y 15 puestos de trabajo indirectos. (Ref. 10, pg. 12)
  • Puedes reducir tu huella de carbono en 700.000 toneladas de CO2, simplemente reduciendo la temperatura de la lavadora y secando la ropa al viento. (Ref. 9, pg. 29)
  • Alemania supera a la mayoría de países recolectando casi el 75% de la ropa usada, reutilizando la mitad y reciclando un cuarto. En otros países los números son mucho más bajos: 15% en USA, 12% en Japón, 10% en China. (Ref. 16, pg. 5)

 

DATOS DEL ALGODÓN

 

  • El algodón representa el 40% de las prendas de vestir producidas en el mundo y el 90% de todas las fibras naturales utilizadas en la industria textil. (Ref. 10, pg.13)
  • Se necesitan 2.700 Litros de agua para producir una camiseta de Algodón Convencional (Ref. 8, pg.6 ) Esto es lo que bebe una persona en 2 años y medio.
  • El algodón es la mercancía agrícola no comestible más importante del mundo (Ref. 7, pg.2 )
  • A nivel global, el 16% de todos los insecticidas se utilizan en el cultivo del algodón (Ref. 7, pg.2)
  • Al menos un millón de agricultores requieren hospitalización cada año, por intoxicación de plaguicidas, según la FAO, el PNUMA y la OMS. (Ref. 10, pg. 13)
  • El 99% de los agricultores de algodón viven en países en vías de desarrollo y 1 de cada 3 trabaja en India. (Ref. 7, pg.5)
  • En India el 54% de los pesticidas del país se utilizan en el cultivo del algodón, mientras que la tierra utilizada para este cultivo ocupa solamente el 5% de la tierra cultivada. (Ref. 7, pg.2)
  • En muchos países trabajar en la recolecta de algodón es obligado por las autoridades estatales y negarse a ello está sancionado con multas, despidos, expropiaciones e incluso penas de cárcel. Por ejemplo en: China, Uzbekistan y Turkmenistan. (Ref. 14, pg. 9-13) (Video)
  • Se cultivan anualmente 26,4 Millones de toneladas de algodón”.  Suficiente como para proporcionar 18 camisetas de algodón a cada habitante del planeta anualmente. (Ref. 21)
  • El 40% del algodón Mundial es Transgénico (Ref. 3)
  • En españa el 99,9% se cultiva en Andalucía, una media de 160-180 mil toneladas al año. (Ref. 17)
  • En la Unión Europea solo se cultiva algodón en España y Grecia, 21% y 79% respectivamente. La producción de algodón de la UE solamente supone el 1,2% de la producción Mundial. (Ref. 17)

 

Referencias

  1. Anti-Slavery International. 2015. Cotton Crimes: Forced Labour In Uzbekistan’s Cotton Industry. Image.
  2. BBC News Mundo. 2019. “¿Sabes Cuál Es La Industria Más Contaminante Después De La Del Petróleo?”.
  3. Centro de Comercio Internacional. 2007. “Guía Del Exportador De Algodón”. 
  4. Clean Clothes Campaign. 2014. Living Wage Versus Minimum Wage. Image.
  5. EAE Business School. 2015. “El sector textil y el gasto en prendas de vestir en españa 2015. situación internacional, evolución esperada y revisión de la situación nacional y autonómica”.
  6. Ellen McCarthur Foundation. 2017. “A New Textiles Economy: Redesigning Fashion’s Future”.
  7. Environmental Justice Foundation in collaboration with Pesticide Action Network UK. 2007. “The Deadly Chemicals in Cotton”. 
  8. Environmental Justice Foundation. 2012. “The TRUE Costs Of Cotton: Cotton Production And Water Insecurity”. 
  9. Fashion Revolution. 2018. “Fashion Environment Change”. 
  10. Fashion Revolution. 2015. “It’s Time For A Fashion Revolution”.
  11. Forbes.com. 2019. “How Much Does Fashion Week Cost (And What Is The ROI)?”. 
  12. Global Fashion Agenda. 2019. “Ceo Agenda 2019”.
  13. Hult International Business School & Ethical Trading Initiative (ETI). 2016. “Corporate Leadership On Modern Slavery. How Have Companies Responded To The UK Modern Slavery Act One Year On?”. 
  14. Know The Chain. 2018. “Apparel & Footwear Benchmark Findings Report”. 
  15. McKinsey & Company. 2019. “Style That’s Sustainable: A New Fast-Fashion Formula”.
  16. McKinsey & Company. 2019. “The State of Fashion 2019: A year of awakening”.
  17. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. 2019. “Agricultura: Producciones Agrícolas: Cultivos Herbáceos E Industriales: Algodón.”
  18. Modaes.es. 2019. “La ONU Califica La Industria Del ‘Fast Fashion’ De “Emergencia Medioambiental””. 
  19. The Business of Fashion and McKinsey & Company. 2019. “The State Of Fashion 2019”.
  20. The Observatory Of Economic Complexity. 2019.
  21. United States Department of Agriculture. 2018. “The World And United States Cotton Outlook”.
La importancia de la sostenibilidad

LA IMPORTANCIA DE LA SOSTENIBILIDAD

 

Para que quede claro, nos estamos cargando el planeta.

 

  • Cada año, 8 millones de toneladas de plástico terminan en el mar. (Fuente, pg. 31)
  • España es el 3º país europeo en consumo de bolsas de plástico (238 por habitante al año), de las que se recicla solamente el 10% . (Fuente)
  • Cada año, un millón de aves marinas y 100.000 mamíferos y tortugas mueren debido a la ingesta de basuras flotantes, o al quedar atrapados en ellas (Fuente)

 

El cambio climático representa un gran desafío para nuestra generación. La herencia que recibimos es devastadora y tenemos poco tiempo para poder revertir la situación.

Según Greenpeace, el cambio climático tiene dos áreas principales de impacto:

  • El medio ambiente (Biodiversidad, Incendios, Subida del nivel del mar…)
  • La sociedad (Salud, Energía, Alimentación, Calidad del aire…)

 

Hoy en día, la moda, al igual que la mayoría de las industrias, sigue un sistema lineal, que contamina y genera residuos. En este sistema, se utilizan recursos naturales para transformarlos en productos que luego se tiran. Así, los recursos son cada vez más escasos y los residuos más abundantes. Además, los residuos no sólo se generan al final del proceso, sino que durante todas las fases de la cadena de producción.

Entonces, ¿esto no tiene solución?

 

No necesariamente. Lo contrario a este sistema lineal, sería un sistema circular, donde los desechos se convierten en recursos. De esta manera, se reducen los residuos y se generan recursos.

Pero, ¿de que me estas hablando?

 

Mira, mejor te dejo este video hecho por Cotec y Whymaps, en el que se explica de qué va esto de la Economía Circular. Aquí lo explica bastante mejor de lo que yo lo podría hacer.

 

 

Una de las mayores plataformas que fomentan el cambio hacia una economía circular es la Fundación Ellen Macarthur. Échale un vistazo si te ha gustado la idea de generar circularidad en los procesos productivos.

 

Además, en 2015, la ONU aprobó la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, para que así los gobiernos, empresas e individuos unamos fuerzas para mejorar la situación actual, sin dejar a nadie atrás. La agenda cuenta con 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Si visitáis la página podréis ver cómo cada objetivo abarca un área específica donde debemos mejorar, además de aportar datos de la problemática actual.

 

 

Por lo tanto, ya tenemos una ruta para el cambio, ahora solo debemos de seguir los pasos.

 

En T-WILD CLOTHING queremos aplicar la circularidad en la moda. Todavía no tenemos los medios suficientes para ser 100% circulares, pero tratamos de mejorar cada día. Por ejemplo, las camisetas son 100% de algodón orgánico, por lo tanto son biodegradables; nuestro packaging son sobres de cartón que puedes reutilizar o reciclar; la utilización de plasticos en nuestros procesos es mínimo; y estamos trabajando en un plan para la reutilización de las camisetas.

 

Únete a nosotros y Reescribe lo Establecido.

LAS PERSONAS EN LA INDUSTRIA TEXTIL

 

Probablemente hayas oído hablar de las pésimas condiciones laborales que sufren los trabajadores del sector textil en países como India, Bangladesh o Pakistan.

Pero… realmente desconocemos cómo viven las personas que producen las prendas que vestimos a diario. Bien por falta de información o bien por la lejanía de los países productores.

Hay un hecho que ha marcado un antes y un después en la perspectiva global de este problema: el colapso de la fábrica Rana Plaza en el que murieron 1.130 personas y más de 2.500 fueron heridas en Dhaka, Bangladesh.

 

Desde aquel fatídico 24 de Abril de 2013 la conciencia global, la preocupación y la visibilidad sobre cómo se producen las prendas que vestimos a diario ha ido aumentando.

 

Tristemente, la situación ha cambiado muy poco.

 

Todavía nos encontramos con titulares como estos:

 

Desde el colapso de Rana Plaza, el Acuerdo de Bangladesh, creado para mejorar las condiciones de fábrica, inspeccionó más de 1.200 fábricas en riesgo, teniendo como resultado el cierre de 41 y ayudó a mejorar la seguridad de muchas otras.

“Entre 2008 y 2013, morían de media 100 trabajdores del sector texti al año por incendios o derrumbamientos en fábricas. Después de que se aprobara el acuerdo, la cifra en 2016 era 0.” Kalpona Akter – Activista

Por increíble que parezca, hoy por hoy, este acuerdo peligra.

 

Aunque parezca que la situación va a mejor, la realidad está muy lejos de ser justa. Hace poco se ha incrementado el salario mínimo en Bangladesh para los trabajadores del sector textil, pero esto no significa en sí una victoria como tal.

Aquí podemos ver la diferencia entre lo que sería un salario digno (para poder pagar comida, vivienda, sanidad, educación, ropa, transporte y ahorros) frente al salario mínimo en distintos países productores de textiles.

 

 

El problema no solo se centra en la falta de un salario digno para los trabajadores. Los problemas van mucho más allá y son problemas como:

  • Jornadas laborales de más de 12h
  • Ningún tipo de seguridad en el trabajo
  • Accidentes laborales
  • Discriminación
  • Empleo Infantil
  • Esclavitud Moderna

 

Veamos algunos ejemplos:

 

Además, la necesidad de mano de obra barata es tal, que en muchos casos emplean a niños.

 

El problema no termina aquí. Además de tener un salario muy por debajo de lo necesario, esto no significa el tener seguridad, tiempo libre o ni siquiera libertad.

 

Aquí podéis ver un video de Anti-Slavery International donde se expone la situación de trabajo forzado en campos de algodón impulsado por el gobierno de Uzbekistán. (El video está en inglés).

 

 

 

 

La industria de la moda es hoy en día uno de los sectores más influyentes, crea tendencias a nivel mundial, creencias, actitudes, comportamientos, identidad y cultura.

 

La Moda es la piel que escogemos. A nivel individual representa cómo nos sentimos y expresamos; a nivel comunitario, lo utilizamos como seña de identidad tanto personal como de pertenencia a colectivos, ideas o actitudes; y a nivel cultural cuenta una historia acerca de nuestra cultura, nuestras raíces y nuestro comportamiento social.

Antiguamente los vestidos eran parte importante de la herencia cultural de un territorio. Pero, hoy en día, todos vestimos de una forma similar. Esa esencia artesanal que caracterizaba tanto a las distintas regiones, se ha ido perdiendo.

 

 

Puede que haya sido debido a la industrialización y la reducción de los costes, quizá por la globalización y los flujos de materiales o puede que hayamos sido nosotros. Pero la cuestión es que hemos perdido ese lenguaje que comunicaba sin palabras, que mostraba mucho más de lo que se veía a simple vista, que nos contaba una historia.

 

En T-WILD CLOTHING queremos volver a crear un lenguaje de cultura, de colectivo, de respeto.

Queremos que la ropa que llevemos muestre conciencia de cuidar del lugar dónde vivimos, de que amamos nuestros montes, océanos, ciudades y playas.

Queremos que la ropa que llevemos muestre respeto por todos las personas que compartimos este planeta.

Queremos que llevar una camiseta de T-WILD CLOTHING represente estos valores, y que a cada rincón al que llegue una de nuestras camisetas, lo acompañe este mensaje.

 

Ayúdanos a Reescribir lo Establecido.

COLABORACIÓN Y DISEÑO COMO ARMAS PARA EL CAMBIO

 

Hace tiempo que la moda dejó de ser aquel espacio artesano, donde se cuidaban los detalles de cada costura, cada tejido, cada hilo…

Desde que los procesos industriales empezaron a generar mayores beneficios que los productos personalizados y meticulosamente cuidados, la creatividad fue perdiendo valor. En los 50s, Italia contaba 4 millones de sastres. Hoy, esta cifra es de 700,000. Hace cien años, miles de personas estaban haciendo kimonos tradicionales, pero ahora, sólo hay tres familias que se quedaron en Japón.

No solo se han visto perjudicados los procesos artesanos que tanto caracterizaban la cultura y las tradiciones de cada sociedad en sus vestidos. Mientras se daba esta transición a la industrialización, ha habido un gran perdedor, EL PLANETA.

 

La industria textil es la segunda industria más contaminante del planeta y la ONU la ha calificado como emergencia medioambiental.

Las emisiones de efecto invernadero se emiten en todas las fases de la cadena de producción de prendas textiles, desde la agricultura y la producción hasta el deshecho de prendas. Si no cambia nada, las emisiones del sector se incrementarán en un 63% para el 2030.

Como te imaginarás, esto no es sostenible.

 

Por lo tanto, las marcas de moda jugamos un papel importante en revertir el rumbo que ha tomado la industria.

Según Global Fashion Agenda, uno de los organismos líderes en la colaboración de los agentes de la moda para la sostenibilidad, en su informe “CEO AGENDA 2019”, hay ocho prioridades que debe afrontar la industria de la moda para poder alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Hay 4 principales prioridades que necesitan una implantación Inmediata:

  1. Trazabilidad de la Cadena de Producción/Proveedores (Objetivo Nº12)
  2. Combatir el Cambio Climático (Objetivos Nº7, 12, 13)
  3. Uso eficiente del Agua, Energía y Productos Químicos (Objetivos Nº6, 7, 12)
  4. Entornos de trabajo respetuosos y seguros (Objetivos Nº5, 8, 12)

Hay 4 prioridades transformacionales para un cambio fundamental:

  1. Uso de Materias Sostenibles (Objetivos Nº12, 14, 15)
  2. Un Sistema Circular (Objetivos Nº12)
  3. Promoción de mejores sistemas de salarios (Objetivos Nº9, 12)
  4. La cuarta revolución industrial (Objetivos Nº1, 8, 10, 12)

 

El tiempo corre en nuestra contra y tenemos que remar en la misma dirección. Es un problema que nos afecta a todos y, por lo tanto, somos todos los que debemos de ser parte de la solución.

Tenemos mucho más poder de lo que creemos, y todos los días utilizamos ese poder para apoyar a empresas que nos ofrecen sus productos y servicios. Si queremos un cambio, tenemos que actuar acorde al cambio que queremos ver. 

 

En T-WILD CLOTHING queremos que la moda vuelva a ser un espacio de creatividad y expresión, no de crueldad e injusticia. Por eso, trabajamos para que la moda genere un impacto social y medioambiental positivo.  

Para ello, creamos Colecciones de Impacto donde la idea es generar sinergias y colaboración entre distintos agentes de la sociedad (Asociaciones, Colectivos, Músicos, Artistas, ONGs, Marcas, Tiendas…) para multiplicar el impacto que generamos. Así, potenciamos y ponemos en valor todo el trabajo que hacen para mejorar la situación que vivimos.

Ayúdanos a Reescribir lo Establecido. Sé un Wilder.